We Run Parla

Vale, sí. Corrimos por la medalla. Podría decir que por conocer Parla, y no sería verdad. O por hacer marca, ya que es un recorrido bastante llano. Y tampoco sería verdad. Porque me apetecía madrugar un domingo. Eso está claro que es mentira. Un poquito de verdad si sería decir que teníamos que correr 18km y para que no se nos hiciera pesado, le metíamos la salsa de una carrera.

Sigue leyendo

San Silvestre de Las Rozas

¡Hola! ¡Qué poquito tiempo ha pasado btydesde la última vez! Como os contaba la semana pasada, ni Víctor ni yo nos queríamos quedar sin correr el último día del año. En Madrid hay un montón de San Silvestres alternativas a la carísima y masificada Vallecana, así que el jueves antes de la carrera (apurando un poco) nos fuimos directamente al polideportivo de Navalcarbón a apuntarnos.

Sigue leyendo

Carrera Norte Sur 2016. Un MMP con sabor un poquito amargo.

Me doy cuenta de que con el título del post os “chafo” el final de la carrera. Sí, mejoré mi marca en el 10k en algo más de un minuto y mejoré el tiempo de la carrera en casi 5 minutos de un año para otro. Pero para mí no ha sido suficiente. 54:08 me sigue pareciendo una barbaridad. Si bien es cierto que cuando empecé a correr le dije a Víctor que yo quería ir lejos, no rápido. Que hasta hace un par de meses IMG_20160619_082854como quien dice no me empezó a picar el gusanillo de la velocidad. Pero voy camino de hacer dos años corriendo y mi mejor marca son 54 minutos (53 si hago más caso al Polar, que me marcó 250m de más, que al chip). Y me parece lento. Me sigue dando reparo ir a los eventos o correr con gente porque al final me tienen que ir esperando. Cuando la gente me pregunta marcas, me da un poco de palo decirlas, porque todo el mundo espera más. Por un lado me alegro, porque creo que si jamás me he hecho una lesión corriendo es porque me lo he tomado con filosofía y nunca he forzado la máquina. Pero por otro lado me frustra. A veces se me olvida mi querido #tractorismo…

Sigue leyendo

Carrera Liberty 2016: Cuando el equipo tira de ti.

En términos estrictos ésta es la primera carrera en la que repito. No tenía mucha intención, pero a mi padre le hacía ilusión correrla con nosotros y a mi me hacía ilusión que a él le hiciera ilusión, así que el mismo jueves antes de la carrera nos apuntamos. Sin ninguna pretensión de ningún tipo, solo superar el drama que me supuso la cuestecita de Concha Espina el año pasado de la manera más digna posible. Además, es una carrera que da mucha visibilidad a gente con discapacidad  y aparte es solidaria con la causa.

Sigue leyendo

II San Silvestre del Jarama.

     El 2015 acabó como el 2014, corriendo por las curvas del circuito del Jarama. Yo entiendo que la Vallecana es la San Silvestre por excelencia, la que todo el mundo quiere correr (o al menos 40.000 personas), pero la que tiene mi corazón ganado es esta carrera. Y es que no en todas te codeas con un grande del mundo de motor en España como es Emilio de Villota, ya van dos años que me firma el dorsal. Bien es cierto que es una carrera pequeña, que aunque este año ha ganado adeptos no tiene el ambientazo que se ve en la vallecana. Pero como muchas de las pequeñas, tiene su encanto en eso.

Sigue leyendo

Carrera Liberty 2015

     Cuando vas a un examen que no has preparado, lo sabes. Pues lo mismo pasa con las carreras, y a mí, en concreto, con la Liberty 2015. Como algunos sabéis, he cambiado de trabajo, lo cual implicaba que durante las dos semanas antes de la carrera estuve compaginando dos trabajos. Así que os podéis hacer una idea del tiempo del que dispuse para entrenar. Vamos, que el único día que corrí fue el de la carrera.

     En esta tocaba sufrir. Lo bueno es que libraba todo el fin de semana, así que podía llegar más o menos fresca. Lo “malo” (¡entre comillas porque eso nunca es malo!) es que el sábado estuve en una tanda de karts con los primos que me dejó el cuello y la espalda como el parque de atracciones de un fisio. Pero sarna con gusto no pica. Así que allá fuimos, previo madrugón camino de Goya. Mi padre, que es un valiente, subió corriendo, pero el resto no nos vimos en la necesidad. Cuando llegamos, pudimos conocer en persona a @contadordekm, lo cual me lleva a reafirmarme en que en este mundillo hay gente fantástica.

     Después nos encontramos con mi padre, que estaba esperando en el cajón de SUB50 y ya nos quedamos con él. Niños, eso de ponerse en un cajón que no es el tuyo no está bien, pero yo tuve muchísimo cuidado de no entorpecer a nadie. Y además, al principio de la carrera llevé un ritmo bastante aceptable. De todos modos, aquí hubo un fallo, no se si de organización, pero justo al empezar la carrera se abrió un acceso por uno de los laterales y se coló una riada de gente que sí que frenó bastante al resto, no tanto porque fueran despacio, sino porque se nos cruzaban por delante.

Muerta, pero corriendo.

     Pero la verdad es que poco después de cruzar la línea de salida ya se podía correr con bastante comodidad. Hasta Cibeles es casi todo cuesta abajo, pero a partir de ahí, empezaba lo bueno. A la subida de Castellana ya casi le he perdido el miedo pues en las dos carreras que he pasado por ahí he sufrido menos de lo que esperaba. En cualquier caso, procuré no darme mucha caña, porque no me quitaba de la cabeza la escasez de preparación que llevaba. ¡Y menos mal! Porque llegó una tal Concha Espina, una señora con una cuesta arriba espantosa. Tuve que bajar el ritmo a unos tristes 7 min/km, pero conseguí no pararme a andar (o morirme). Iba tan mal que cuando Víctor me intentó animar diciendo que era la última cuesta de la carrera le tuve que mandar callar. ¡Es que sabía que me estaba mintiendo!

 

Como si no hubieramos sufrido. Apenas ná.

     Pasado ese mal trago, pude empezar a recuperar, aunque más lento de lo que me gustaría, con la mente en la última subida, que ya me había avisado mi padre de que era donde pinchaba mucha gente. Tan preocupada iba que la subí casi sin darme cuenta, claro que, ver la meta a lo lejos ayuda bastante. Tanto es así que me dio hasta para esprintar. ¡Es la mejor parte de todas las carreras! Ahorrar un poquito y luego ir a tumba abierta. Al final acabé en 1 hora y 4 minutos, bastante peor que la carrera del agua, pero habiendo llegado en peor forma y teniendo un perfil menos favorable.

¡No me digáis que no son para hacerles una foto!

 

     Al poco rato llegaron mi madre y mi tía muy contentas,porque no iban muy convencidas a la carrera y aún así consiguieron completar los 10 km. Conste que me ví todas las fotos de llegada a meta y las suyas son, sin duda, las mejores.

     En resumen, fue una carrera muy dura para la que no estaba preparada, así que niños, no hagáis esto en casa, pero ha sido la primera (de muchas, espero) en la que me he podido echar “La siesta de los Campeones”. Aunque no es el motivo principal por el que me cambié de trabajo, espero que este nuevo horario me permita llevar una mejor disciplina con los entrenamientos y que se noten resultados. Al menos ya me puedo apuntar a cualquier carrera con la tranquilidad de saber que después no me tocará trabajar.

     Próximo objetivo: Norte vs. Sur, este mismo domingo, mañana, vamos. Otra vez me pilla el toro con la preparación, aunque no voy tan mal. Además, es facilita, muy cuesta abajo, así que espero mejorar el resultado.

     ¡Saludos y gracias por leerme!

I San Silvestre del Jarama

     ¡Hola de nuevo y feliz año a todos! Bien pudiera parecer que tengo esto algo abandonado, pero nada más lejos de la realidad. Aunque si es verdad que las navidades son criminales, y en mi caso especialmente, ya que además de la carga de curro en la tienda, tengo los exámenes a la vuelta de la esquina, y asumo que en estas próximas dos semanas, esto del running va a estar un poco apartado. Pero hoy traigo una entrada muy especial, ya que he corrido mi primera San Silvestre. Y aún es más especial para mí, ya que fue en el mejor entorno que pueda imaginar, el Circuito del Jarama.

Sigue leyendo