Carrera Norte vs Sur 2017: Un año más.

Por tercer año consecutivo nos volvimos a encontrar en la línea de salida de esta carrera, a pesar de que los dos años anteriores acabé diciendo que nunca volvería a correrla. Parece que no soy de palabra, pero el caramelo de “la carrera más rápida de Madrid” es apetecible hasta para una tortuga como yo.

En los tres años que la he corrido, han cambiado el recorrido tres veces. Exacto, jamás he hecho la misma carrera, así que es imposible para nadie comparar resultados propios. Además, este año se comienza desde plaza de Lima, lo que significa que teníamos por delante más de kilómetro y medio de subida nada más salir. Bueno, pensé, si tiene que haber subidas, mejor que sean al principio, ¿no? Quizá fuera la subida, que la gente se ralentizó, pero me fui encontrando mucho tapón, a pesar de tener media Castellana para nosotros.

dav

Claro que siempre puede ir a peor. El túnel. A ese túnel poco le faltó para ser trending topic en el mundo runner, nadie se lo esperaba y a nadie le gustó. Muchísimo calor, que entre lo cerrado y lo oscuro que estaba era asfixiante. Y se vieron más atascos que en ese mismo sitio el lunes a las 8 de la mañana. Pues a mi me encantó pasar por ahí. Que una carrera te sorprenda en algún punto está bien, aunque creo que los que iban a machete a por marca (el 99% de la gente) no pensarán lo mismo. Bastantes variables tiene ya una carrera de por sí, como para que descubras de golpe ese pastel. Pero a mi me va el cambiar de aires, y me resultó curioso pasar por allí. Entretenimiento mental lo llaman. Bueno, lo llamo. Vaya, que me lo acabo de inventar, pero a mi me funciona. Es verdad que metes más desnivel innecesario para bajar y subir del túnel, y que hacía calor. Pero, ¿y lo fresquitos que nos notamos al salir?

En cuanto a avituallamientos, el de mitad de carrera parecía que no iba a llegar nunca, y el calor, sobre todo para los que vamos más lentos apretaba ya de lo lindo. Y con la sed que llevaba igual no soy objetiva, pero no me pareció que el agua la tuvieran a temperatura sopa como otros años. El avituallamiento de meta no estuvo nada mal, pavo, coco resecado, pistachos, agua… aunque había gente que se llevaba cajas enteras para cuando llegué yo. Espero que nadie de atrás se quedara sin probar alguna de las muestras… Este nivel de avituallamiento podría justificar la bolsa del corredor que nos dieron. ¿Qué decir de esto?  Una camiseta (negra para los del norte, ¡horror!) y un papel. Ni siquiera la bolsa en sí merecía la pena, las que me dan en el chino tienen más sustancia. Ya podían aprender de la #tractorismo. Una bolsa más que decente y unos avituallamientos que… que mejor que la corráis.

¿Y del recorrido? No he escuchado a nadie decir que era un circuito rápido, aunque la verdad, ha habido muchas MMP. Estarían fuertes de forma. Yo sabía a lo que iba, después del maratón me estaba resultando imposible coger los ritmos que tenía mientras lo entrenaba. Y, aunque al principio de la preparación para esta carrera me agobiaba, cuando vi que no me sería muy posible bajar de 50′, preferí relajarme y disfrutar. Total, ya tenía la cabeza pensando en toda la montaña que me espera en verano. No bajé mi marca, y no sólo por la parada que tuve que hacer. No era mi día, ¡pero no se muere nadie! Del que tampoco era el día era del cronómetro de meta… en una carrera de este nivel (o al menos del que se le presupone), que no esté “en hora” es un fallo bastante imperdonable. Y los fotógrafos… vi dos en toda la carrera, y ya es casualidad, pero a los dos los vi que estaban a por uvas. Pero bueno, estaban ahí plantados un domingo con toda la calor.

Viendo lo que he escrito, me parece que la carrera ha vuelto a ser un desastre. La verdad es que yo no salí descontenta, me vale con no pillar tapón en meta, y en eso es de rigor decir que han mejorado sustancialmente. Cambios en el recorrido, bolsa pésima, fallos en el cronómetro, clasificaciones incomprensibles… para una carrera que no es barata, que es multitudinaria, son errores inexcusables. Aunque esta vez no diré que no la volveré a correr, porque perdería toda la credibilidad, si el recorrido no vuelve a ser tan favorable como antes, no será una carrera a tener en cuenta.

¡Muchas gracias por leerme!

 

Anuncios

2 comentarios en “Carrera Norte vs Sur 2017: Un año más.

  1. @juanlumtb3 dijo:

    Pues sí,lo tengo claro las carreras que se venden así por ser rapidas,no me gustan nada,yo creo que la gente salió a cuchillo y según iba corriendo veia mucha gente por las aceras y algunos con mala cara de verdad,yi soy un correrdor lento y muy reservón y por eso hice como en tantas otras..disfrutar y aún así se me dió bien.Lo del tunel,mejor ni hablar,no me gustay encima la gente se pone a gritar, ya me pasó en otra carrera y de verdad, lo paso mal.Buena cronica

    Le gusta a 1 persona

    • Al final esta carrera me deja siempre el mismo sabor de boca, el de ser un sacacuartos para runners. Y sí, la verdad es que fue una sangría, también vi a muchos corredores tirados. Al final, si el tiempo no acompaña hay que tener cabeza y reservar, se puede disfrutar también aflojando un poco! 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s