III San Silvestre del Jarama

¡Un año más, aquí estamos! Esta vez, un poco antes, a 24 de diciembre, uno de los (muchos) cambios que ha habido. Adelantar la fecha es uno de los que no me ha gustado, aunque entiendo que a quien después corre la San Silvestre Vallecana, le puede venir mejor.

Recogimos a Isa temprano para poder recoger los dorsales y según llegamos ya vimos que este año participaba mucha más gente. La camiseta, minúscula, me he quedado con la de Víctor, que tampoco le valía. Y rosa, un color por el que no profeso mucho cariño… ¡Pero no pasa nada! En cuanto llegó mi padre, buscamos a Emilio de Villota para que nos firmara los dorsales un año más y mi primo Erik entregó los kg de comida que todos los años recogen en la carrera. ¡Los mayores ya estábamos listos para ir a la linea de salida!

Mi padre y Víctor irían por su cuenta btyy yo en principio con Isa. Le avisé que llevaba un par de días pachucha y que no sabía cómo iba a responder, por si en algún momento quería tirar más fuerte. Así que salimos sin ninguna presión. Yo iba parloteando dando la brasa a Isa, que iba más concentrada, no terminaba de encontrarse al 100%. Para este año han modificado el trazado, y nada más salir nos metimos por los boxes y el paddock. Honestamente, no me gustó nada, sobre todo en la primera vuelta, que vas con el mogollón de gente y fuerzan unas curvas un poco cerradas, nada cómodo. Me gustaba más cuando toda la carrera era sobre el circuito, aunque tenía un repecho extra.

15781571_1412335838811674_9159341954224738082_nAvisé a Isa cuando nos acercamos a la subida de Pegaso, ahí hay que conservar. Pero justo antes estaba el mejor equipo de animación, mi madre, mi hermano y Erik. ¡Chocamaning al canto! No me hacía falta nada más para subir. Después de recuperar en Portago y volver a subir en Bugatti, completamos nuestra primera vuelta al circuito. Me notaba sorprendentemente bien, aunque no descartaba que en cualquier momento me diera el latigazo en los riñones. Hice un esfuerzo para no pensar en ello. La segunda vez que pasamos por el tramo que está por fuera de la pista se me hizo eterno. Ya no íbamos con tanta gente (los del 5k ya habían pasado por meta), y se podía correr más cómodamente, pero esas curvas… no acaban de convencerme.

Volvimos a subir Pegaso, y 15697719_1412256785486246_973656092867557933_narriba ya me tocó resoplar a mi un poco, pero Isa se vino arriba en la bajada y nos puso a 5 min/km. Cuando se lo dije, la chica que llevábamos a nuestro lado se enteró y se puso a gritar de la alegría, ¡pensaba que iba a 6:20! Tan fresca estaba que nos pegó una lijada y no la volvimos a ver. A la altura de Monza y al empezar a ver la meta se nos pegó un chico super majo con un pelazo rubio que nos pidió entrar con nosotras para no ir solo, sus amigos se habían hecho la de 5km. Le dije que por supuesto, pero que teníamos que entrar los tres a tope. Dudó un poco pero le convencí de que podía. Justo antes de meta vi a nuestro equipazo de animación, al que se le había unido Víctor (¡hizo MMP casi sin despeinarse!) y no lo pude evitar… ¡¡Chocamaning!!

Entramos los tres en meta bien contentos, no hay más que ver la foto. Isa había arañado unos segundos a la MMP y yo había aguantado el tipo muchísimo mejor de lo esperado. Mi padre, cómo no, entró algo por delante de nosotros, ¡supongo que visualizando la siesta de la tarde! Y ojo, ¡que este año ha ganado a Emilio de Villota!

Un (LARGO) rato después pudimos disfrutar de las carreras infantiles. Erik había conseguido apuntarse en el último momento y pudo correr y ganarse su medalla. ¡Es tan bonito ver correr a los peques! Es de las cosas que más me gustan.

15740829_1412266235485301_9057350239818768595_n

As usual! Ronda de agradecimientos:

-Al equipazo de animación, que pese a la fresca y al madrugón allí estuvieron para chocarme la mano. ¡Bravo mamá, Álex y Erik!

-A los voluntarios, ¡tan majos! En el avituallamiento y en la parte que iba por fuera del circuito (imagino que para que no nos perdieramos) no hacían más que animar. ¡Grandes!

-A la organización. Este año ha tenido muchos fallos y cosas que no me han gustado. Cambio de fecha, de trazado, las camisetas son minúsculas (¡no entro en una M!), salimos 10 minutos tarde, las carreras infantiles empezaron con muchísimo retraso, nada de avituallamiento sólido en meta… Y este año no ha habido medalla para los adultos (¡con lo bonita que era la del año pasado!). Aún con todo, sigue siendo de mis citas favoritas del año, es una carrera a la que se le nota el cariño que le ponen. Me da un poco de pena, porque casi todos los fallos son cosas que antes funcionaban, pero también entiendo que algunos de los cambios son porque la gente los ha pedido.

-A los fotógrafos, tiene su meritazo estar ahí toda la mañana sacando fotos para que podamos tener un recuerdo. Pero… no se si es porque las han colgado en Facebook, lo cierto es que tienen una calidad un poco regulera.

-Y cómo no, a mi padre, a Víctor e Isa, por compartir una mañana tan radiante de running. Especialmente a Isa, que aguantó mi chapa estoicamente jajaja.

Esta era la que iba a ser la última carrera del año pero… nos daba cosa no correr en nochevieja y ayer nos plantamos en Las Rozas para sacarnos los dorsales para su San Silvestre. ¡Pero ya os contaré el año que viene!

¡Que tengáis una gran entrada en el 2017!

Anuncios

Un comentario en “III San Silvestre del Jarama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s