Nuestra primera B/SS

Y sí, digo primera porque vendrán más, seguro. El norte tiene algo especial para nosotros, y correr allí nos hacía muchísima ilusión. Hasta cogimos la misma casa en Navarra a la que vamos todos los veranos. Isa, Víctor y yo llegamos por la noche, pero el resto ya estaban allí “avituallándose” como uno solo lo puede hacer en el norte. No os pongo foto, porque no hay necesidad de mataros de envidia.

sdrEl sábado Raul Gómez, también conocido como MaratonMan, convocaba a un entreno previo a la carrera en San Sebastian. Nunca nos habíamos reido tanto corriendo, es todo un personaje. Cayeron 5km, pero a un ritmo de pachangueo que fue como si no hubiéramos corrido. Agujetas sólo en la cara de reir. Luego fuimos a la feria del corredor a comernos la enorme cola para entrar. ¡Ya podía contar eso como carga de  hidratos! ¡Qué cantidad de gente! La verdad es que no la disfrutamos prácticamente nada, simplemente recogimos el dorsal, nos compramos los geles y nos marchamos enseguida a buscar un sitio donde comer pasta. Y tuvimos el primer tropiezo con la dieta runner, porque mi familia es una muy mala influencia y nos llevaron a una pastelería de las que quitan todas las penas. Un helado para Isa, un croissant para Víctor y una Lemon Pie para mi. ¡Y funcionando! Eso sí que suma en la cuenta de los hidratos… ¿no?

Después de darnos la paliza, entre correr y bdrpatearnos parte de San Sebastian (¿alguien dijo 20km para desayunar el domingo?) nos marchamos para nuestro reducto de paz en Navarra. Lo que más rabia me dio del viaje fue no poder disfrutar mucho de la zona, pero es lo que tienen las escapadas express. Ya en el cuartel general nos organizamos para el día siguiente, que todo tiene su logística y tuvimos el segundo tropiezo en el postre. Porque logicamente pedimos cosas para llevar en la pastelería. A mi la dieta no me preocupa mucho (¡a mi padre menos!), pero Víctor e Isa intentaban cuidarla un poco. Yo mientras no tome fibra… ¡bienvenidos sean los bollos!

bdrA la mañana siguiente llegamos prontísimo a Irún, porque nos dio miedo el atasco y no encontrar sitio para aparcar, pero lo cierto es que fue llegar y besar el santo. Lo malo fueron las dos horas de espera, aunque reconozco que disfrutamos del ambiente previo. Hora y media después de que empezara la carrera nos dieron la salida a nosotros. ¡Qué emoción! Había muchísima gente animando y corriendo.Mi padre se escapó enseguida, así que nos quedamos Víctor, Isa y yo, a un ritmo más que cómodo. Esta carrera es el templo del chocamaning y yo desde el primer momento iba buscando las manitas de los peques. ¿Y sabéis qué? De repente, sin darme cuenta, estábamos en el km 10. Bueno, de repente tampoco, la subida de Gaintxurizketa (he tenido que hacer copy-paste, lo reconozco) fue totalmente épica porque fue el único tramo donde nos llovió de verdad.

Lo que no sabíamos era lo que nos esperaba en Errentería. A mí se me saltaban las lágrimas de la emoción, a pesar del tiempo tan malo todo el pueblo en la calle animando a gritos, un millón de manitas para chocar, un ambientazo… Isa nos tuvo que frenar un poco los caballos porque nos vinimos verdaderamente arriba y todavía nos quedaba lo peor, la subida de Mirakruz. Mira que nos habían avisado, pero que dura se me hizo. Si no hubiera sido por la gente que animaba yo creo que me hubiera echado a andar en algún momento. Además, el segundo gel no me estaba sentando todo lo bien que debería y había amenaza de ampolla en un dedo del pie. Aún siendo la mitad que el de Gaintxurizketa, se me hizo el doble.

Pero poco después tuvimos la recompensa, ¡ya se veía el mar! No podía faltar mucho. Pero giramos a la izquierda por Zurriola y se me cayó un poquito el alma a los pies al ver esa recta tan larga de un kilómetro. Por suerte también vi que los lados de la carretera estaban a reventar de gente, y no pude evitar sacar el móvil para grabarlo. Además, ver caras conocidas siempre ayuda, y primero os encontramos a Agus de los Tigers y luego a mi madre y a mi tía. ¡Se habían tirado casi 4 horas animando a la gente!img_20161113_171141 Era el chute de energía que necesitaba para arrancar un 5’/km en los últimos metros. Nos cogimos de las manos los tres y empezamos a gritar justo antes de llegar a meta. Entramos con un tiempo de 2h:04, 5 minutos mejor de lo que teníamos pensado, pero para mi no es una carrera para hacer tiempo, sino para disfrutar de la gente.  Como no podía ser de otra manera, nos fuimos a por la recompensa a Astigarraga, un buen chuletón para reponer y disfrutar del ambiente de allí y vuelta a Madrid (¡eso sí que se me hizo largo!).

Cómo siempre, que me gusta a mí, ronda de agradecimientos:

-A la organización, una gran carrera, verdaderamente bien montada. Un montón de avituallamientos, unos voluntarios de 10, una información muy detallada (tanto en la web como en la revista que nos dieron) y una infraestructura muy completa. Las únicas pegas que le pongo son la feria del corredor, demasiado pequeña para el volumen de gente que se espera, el velódromo quizá no sea suficiente, y no pudimos disfrutar de los stands porque nos agobiamos un montón. Y bueno, la bolsa del corredor muy muy escueta para ser una de las grandes carreras del país.

-A mis padres y a mi tía, que se dejaron engañar para pegarse un palizón todo el fin de semana. A mi madre y mi tía, porque sin ellas no hubiera salido la logística, porque tirarse 4 horas animando no lo hace cualquiera y a mi me dio la vida para esos últimos metros. Y a mi padre, que decirle, ¡me encanta verle correr y que nos gane!

-A Víctor e Isa, es fantástico compartir km con vosotros, tanto en carretera como en carrera (Madrid-Navarra sin escuchar ni un minuto de música porque no paramos de hablar). ¡Cuánto nos queda por correr juntos! También gracias a Álvaro, porque nos mandó mensajes todo el fin de semana, aunque a pesar de ello le echamos un montón de menos. ¡El año que viene no te libras!

-Hay que decir que esta no es una carrera que se corra porque el recorrido es bonito. Conocemos bien el norte y estos no son los paisajes que nos hacen volver todos los veranos. Pero da absolutamente igual. Esta carrera ES LA GENTE. Haciendo un día de perros como hacía, no había ni un sólo km en el que no hubiera un montón de gente animando. Errentería me marcó de verdad. Y la enooooorme cantidad de manitas que choqué, eso no hay dinero en el mundo que lo pague. Gracias, gracias y gracias, porque sois lo mejor de la carrera, y no creo que haya un sitio en España que os supere. El año que viene os volveremos a ver.

sdr

¡Gracias por leerme!

Anuncios

Un comentario en “Nuestra primera B/SS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s