IronFemme Project: Día 0

     Voy a empezar con una indignación y después de hacerla, voy a cambiar el chip. En este país, el que quiere investigar lo tiene verdaderamente difícil. Tenemos grandísimos profesionales que dedican cuerpo y alma a su trabajo y aún así tienen que luchar cada día con los obstáculos que les van poniendo delante. Y lo voy a dejar aquí, porque realmente de lo que quiero hablaros es de un grupo de investigadoras que miran a los contratiempos y les ponen la mejor de las sonrisas.

     Ellas son IronFemme y por fin os puedo hablar del proyecto. Hoy cuando he confirmado mi participación después de ver que las fechas cuadraban, sólo me ha faltado salir del INEF dando saltos de alegría. IronFemme, aparte de ser un nombre supermolón, viene de Iron and Muscular Damage: Female & Exercise Metabolism during Menstrual Cycle. ¿Y qué significa esto? Os lo voy a intentar explicar sin ponerme muy técnica, haciéndoos un resumen del Consentimiento Informado, que lo explican genial.

     Al parecer, es muy habitual en los deportistas de resistencia que se les diagnostique deficiencia de hierro, y por ello muchos toman suplementación. El hierro es esencial para el transporte, almacenamiento y utilización del oxígeno, así que podéis ver que tiene una clara relación con el rendimiento deportivo. Además, una deficiencia iron2afecta negativamente al sistema inmune y otras funciones fisiológicas. Pero por otro lado, el hierro es un metal de transición (mis compañeros ingenieros sabrán de lo que hablo), por lo que puede participar en reacciones que generan radicales potencialmente tóxicos y dañinos para las células. Esto se une a que el organismo no puede eliminar el exceso de hierro.

     Por suerte, el cuerpo tiene sus reguladores, y en este caso es la hepcidina, una sustancia que segrega el hígado (si os digo que es un péptido de 25 aminoácidos os vais a quedar igual que me he quedado yo al leerlo), y que disminuye la ferroportina (el único exportador de hierro conocido). Para que entendáis la relación, en casos de deficiencia de hierro, se inhibe la hepcidina, así no se degrada la ferroportina y por tanto
la absorción de hierro aumenta. Al revés igual. Aunque dicho así suena fácil, en realidad no lo es tanto, ya que a la hepcidina le afectan más cosas que aún no están claras.

     ¿Y por qué esto es tan importante, especialmente para las mujeres? Porque somos las que más desarrollamos deficiencia de hierro o anemia, debido a las menstruaciones y los embarazos. Si además sumamos el deporte, que, como hemos dicho, hace que absorbamos menos hierro, tenemos un cóctel perfecto para caerle mal a Drácula. El problema es que a las mujeres se nos estudia muy poco, o por lo menos hasta ahora. Por ejemplo, no hay estudios que investiguen el metabolismo del hierro en mujeres deportistas en las diferentes fases del ciclo menstrual.

     Y aquí entra el equipo de IronFemme. Han cogido tres grupos de mujeres sanas y activas:

-Mujeres con reglas regulares sin tratamiento hormonal (en el que estoy yo).

-Mujeres que toman píldora anticonceptiva.

-Mujeres post-menopáusicas.

     Se incluyen a mujeres que toman anticonceptivos porque quieren determinar los efectos de las hormonas exógenas, ya que otros estudios han demostrado que la píldora mejora los niveles de hierro (se puede llegar a sangrar hasta un 50% menos durante la menstruación). Además, el estradiol, presente en algunas píldoras, inhibe la hepcidina (os recuerdo, esto hace aumentar la absorción del hierro). Por eso este estudio es tan relevante, ya que vamos a conocer lainfluencia de las hormonas sexuales y el entrenamiento en el metabolismo del hierro, y se podrá tratar mejor enfermedades que nos afectan más a las mujeres, como la anemia.

     Os iré hablando más del proyecto, a medida que vaya avanzando, además, me consta que tendremos una sorpresa de los chicos de Pronaf que colaboran con el proyecto. Por ahora quiero agradecer a Rocío y Ana Belén, ambas doctoras y responsables del proyecto, y por supuesto a Lily y Laura y a todo el equipo que les rodea. Todas son un ejemplo de dedicación y pasión por su trabajo, aún cuando es tremendamente sacrificado (y he sido testigo de ello). ¡Y son un amor! Desde el primer día que se pusieron en contacto conmigo me trataron con tanto cariño que me sentí como entre amigas. Gracias, porque me siento realmente orgullosa de participar en algo tan bonito y que podrá ayudar a un montón de mujeres, así que no desesperéis, el camino es duro, pero lo que hacéis es muy grande. ¡Ánimo!

     Por cierto, toda la difusión que podáis dar al proyecto os la agradeceremos un montón, como os he dicho, la investigación en este país no es un camino de rosas, y toda la ayuda que puedan conseguir es bien recibida.

     Un saludo, y como siempre ¡gracias por leerme!

Anuncios

2 comentarios en “IronFemme Project: Día 0

  1. Tienes toda la razón: es una vergüenza lo que están haciendo con la investigación, parecen no darse cuenta de que nuestro futuro está en sus manos. Por eso me alegra tanto que aún haya gente que quiera/pueda seguir haciendo cosas como este estudio 🙂

    Una de cal y una de arena, jeje!

    Un besote grande y estoy ansiosa por ver los resultados! O al menos que nos cuentes qué te hacen, jaja!!

    :*

    P.D. A ver si nos vemos antes de fin de año!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s