Sticky Rubber Power!

ENTRADA PUBLICADA EL 28 DE FEBRERO DE 2015


 

     ¡Hola a todos! Sé que llevo mucho sin escribir, pero si en navidades mi vida era un caos, ahora dista mucho de mejorar. Seguimos corriendo, aunque desde luego no con toda la asiduidad que requiere. Lo cierto es que el frío me echa un poco para atrás y en cuanto se me hace un poco tarde ya me cuesta mucho salir. Y si encima si no está Víctor ni te cuento, porque me da un poco de mal rollito salir por el campo yo sola de noche.

     Pero hoy os vengo a hablar de mi última adquisición. En realidad es la primera que hago de manera consciente para correr, porque las Cumulus 15 las compré en principio para trabajar pero acabaron convirtiéndose en las de running. Pues bien, os presento a mis flamantes ¡Nike Terra Kiger!

     ¿Y qué puedo contaros de ella? Pues fueron la primera inmersión que hizo Nike en el trail running. No es que Nike no tuviera zapatillas para ello, pero todas son adaptaciones de zapatillas ya en el mercado (por ejemplo las Pegasus). Lo más significativo de esta zapatilla (y el motivo principal que me llevó a comprarla) es la amortiguación Zoom Air, que son unas unidades de gas presurizado con fibras muy tensas dentro que recuperan la forma muy deprisa, haciendo que la zapatilla tenga una respuesta muy rápida y estable. Otras ventajas que tiene este sistema de amortiguación es que aligera bastante la zapatilla y tiene una durabilidad muy interesante.

     También es un punto muy importante el Dynamic Flywire, que son esos hilos que se ven sujetando el cordaje y que hacen que la zapatilla “abrace” al pie. Lo bueno es que al ser un sistema de sujección deformable se va adaptando a la pisada y la sensación es como de llevar un calcetín. Punto positivo para el upper, que es verdaderamente cómodo.

     Lo que si me daba un poco de respeto de esta zapatilla es el drop que tiene. El drop es la diferencia de grosor entre la suela en la zona de apoyo del talón y la del antepié. Para que os hagáis una idea, vengo de usar un drop de 11mm en las Cumulus, que hace que el pie tenga más ángulo de caida y puede provocar una mayor pronación. En el caso de las Kiger, paso de golpe a 4mm de drop, algo que empieza a acercarse al natural running. Esto hace que se trabajen de manera distinta los músculos, especialmente los gemelos y los isquios y pueda provocar molestias.

     ¿Y qué es lo que he notado yo? ¡Que son la bomba! Después de dos rodajes cortitos de 6km cada uno no puedo estar más contenta, casi les doy dos besos a cada una después de acabar. Por partes, lo más significativo es que he empezado a bajar tiempos de manera muy considerable. ¿Por qué? Para empezar, la suela de tacos que lleva hace que me sienta muy segura yendo a tumba abierta en los cañones del río, tienen tal respuesta que en cada pisada sé que mi pie va a hacer exactamente lo que yo quiero. Casi siento que voy volando, ¡disfruto como una enana! Con las Cumulus iba dando unos resbalones que eran dignos de ver. En las cuestas arriba ya no me tengo que pelear tanto con el terreno, gasto mucha menos fuerza para subir. El Sticky Rubber, que es el material del que esta hecha la suela se pega bastante al suelo dando mucha más tracción.

     En cuanto a la bajada que he hecho de drop, lo cierto es que apenas he notado molestias. Sí es verdad que los cuadriceps y las rodillas los noto más cargados y que los tobillos ya no hacen el mismo juego que antes, pero tengo la sensación de que piso mucho mejor, y a la hora de lanzar el pie hacia arriba el movimiento es más eficiente. A esto también ayuda el Zoom. Aparte de lo cómoda que hace la pisada parece que te lanza hacia delante con más energía. Yo lo noto en que, sin cansarme más, las zancadas me cunden más que antes. Y todo esto sin perder la sensibilidad del terreno, algo que con las Cumulus no tenía. No quisiera ponerme filosófica, pero los que corran por lugares un poco más técnicos lo entenderán: casi siento que formo parte del terreno. No es que vaya notando cada piedrecita, pero sé en cada momento como va a reaccionar todo lo que me rodea.

     Yo pensaba que después de haber probado las ASICS no iba a volver a coger unas Nike en mucho tiempo, pero está claro que me equivocaba. Creo que para lo que hago y en la zona en la que corro son perfectas. Por ponerle un pero, he leído que la durabilidad de la suela no es muy prolongada, si bien es cierto que aún no tengo ni de lejos el nivel que hay que tener para meterles la tralla que las destroce. Y también es verdad que el upper tipo calcetín hace que sienta el pie menos protegido que con una zapatilla de trail pura, pero eso a su vez es una ventaja, porque, además de la comodidad, es una zapatilla tremendamente ligera. Lo único que hay que hacer es no ir dando patadas a las piedras, y tener cuidado de no hacer un mal gesto con los tobillos. En resumen, las adoro. ¡No veo el momento de estar lista para la Cercellalva y darles la caña que merecen!

     PD: Os dejo una review de las zapatillas por si alguno quiere más información (estoy pensando especialmente en Víctor), muy interesante, acerca del rodaje que les hacen personas mucho más entendidas que yo.

     ¡Saludos y gracias por leerme!


ACTUALIZACIÓN:

     Ésta entrada la publiqué hace 9 meses y la verdad es que todo ese entusiasmo se fue diluyendo muy rápido. A día de hoy hace un par de meses que no me las he vuelto a poner, después de haber hecho con ellas 238km. La razón es que cayeron en mis manos unas fantásticas Salomon SpeedCross3 (ya os hablaré de ellas). El problema vino en cuanto empecé a meterles a las Kiger km por montaña se me resintieron (¡mucho!) las rodillas y las caderas. Imagino que me adapté a lo cómodo enseguida al comprarme las Adistar para tiradas largas, y a la hora de ir a la montaña, el drop tan bajo de las Kiger me machacó en exceso. Afortunadamente las aparté antes de lesionarme.

     Ahora me las he dejado para trabajar otros músculos en contadas ocasiones y en rodajes cortos, al menos hasta que aprenda a pisar bien y no como un zombi. Y otra cosa que no me ha gustado demasiado, el Sticky Rubber ya no es tan sticky, y aunque siguen agarrando relativamente bien, si las tengo que comparar con las Salomon… pues no hay nada que hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s