Equipo listo para el MUT

     Ayer ya dejamos buena parte de la equipación para el MUT lista, para que hoy, después de comer no subamos al coche camino a Cercedilla, ya que tengo muchas ganas de ver la salida del Ultra. Por no hablar de que me da un poquito de miedo quedarnos sin plaza para dormir en el polideportivo. Así que he pensado aprovechar y contaros cuál es el equipo que llevaré en la carrera:

IMG-20150924-WA0014

-Lo más importante de todo, las zapatillas. Llevo unas Salomon SpeedCross 3. Ya corrí el trail del Guerrero con ellas y me fueron muy bien, y las he paseado unas cuantas veces por la sierra. Son súper cómodas y desde que las uso, en vez de las TerraKiger, me duele bastante menos la cadera.

-Subiendo por los pies tenemos los calcetines-medias de Tenth. Se suponen que son de compresión, pero yo no me noto muy comprimida. Lo cierto es que cuando los uso no tengo ni una molestia en los gemelos. ¿Lo malo? Son de invierno y se me recuecen un poco los pies. Y tampoco son preciosos.

Mallas compresivas de Tenth: estas sí que comprimen (aunque ahora que he perdido un poquito más de peso comprimen menos), y lo noto especialmente en las bajadas, ya que me botan menos los cuádriceps. Además, me sujetan bastante la rodilla y las molestias tardan más en aparecer. Aún así, en la mochila llevo también la rodillera. Por si las moscas.

Camiseta Lidl que ni siquiera es de trail, es de BTT. ¡Pero es tan mona! Lo cierto es que es muy cómoda y transpira genial, los bolsillos de la espalda son prácticos y además es barata. ¿Se le podría pedir algo más? Sí, que no hubiera destrozado el tejido con la mochila.

Manguitos de Decathlon y camiseta de manga larga de Tenth. Probablemente los manguitos se los quede Víctor porque no aparecen los suyos y yo lleve la camiseta. Las previsiones amenazan fresquito.

Cortavientos de Tenth y chubasquero Decathlon. Imagino que si llevamos uno no llevaremos el otro, pero llevaremos los dos en el coche y mañana valoramos in situ. Hay posibilidades de lluvia, así que el miércoles a toda prisa fuimos al Decathlon a comprar unos chubasqueros. Los específicos son exageradamente caros, y los baratos no traspiran un carajo. Pero lo bueno de vivir con un diseñador en casa es que compramos los baratos y Víctor los está modificando para que ventilen mejor. ¡Todo muy handmade!

Gorra, buff y gafas de sol, de las cuales, lo único práctico va a ser el buff (norma nº1 del postureo trail: es obligatorio llevar buff). Quizá la gorra también venga bien si llueve. Pero intuyo que las gafas las usaremos poco.

Mochila de trail de Decathlon. De ella os hablaré un día largo y tendido. Lo que más me gusta es que es específica para chicas y su pechonalidad, es verdaderamente cómoda. Por supuesto, viene con su Camel dentro. Tendremos que valorar cuánta agua le echamos, teniendo en cuenta que habrá varios avituallamientos.

DSC_0885

¡Muero de empacho!

-Y llegamos al apartado estrella: la comida. Comemos como limas. Y avituallamiento sólido sólo tendremos en el km 16 y en meta. Así que nos llevamos dos barritas de cereales con cacahuetes que cuando aprieta el hambre sientan de maravilla, 4 gominolas de frambuesa, aunque espero no tener que tomarlas todas. Éstas dan un boost de energía que se nota a los 15 minutos. Las tomaremos en la subida, y según cómo lleguemos, también en el punto más alto de la carrera. Como veis, llevan mi número de dorsal escrito, ya que la organización penaliza a los corredores gorrinos que tiran la basura al monte. Y por último, pero no menos importante, el mítico sándwich de Nocilla y crema de cacahuete, que quita todas las penas. Ese no lo podéis ver porque lo prepararemos mañana, ya que también nos comemos uno como desayuno antes de la carrera.

GPS Garmin, con la ruta de la carrera cargada. Somos muy dados a perdernos seguir rutas alternativas, y la organización advierte de que hay gente que puede quitar la señalización del recorrido. Así que es bastante aconsejable llevarlo por si en algún punto nos desorientamos. Como es lógico, también llevamos los relojes GPS para trackear la ruta, nos ayuda mucho saber en cada momento cuántos km llevámos y sobretodo cuánto ascenso acumulado. Además Víctor llevará el pulsómetro, pero yo no veo la necesidad, ya que consume mucha más batería y las pulsaciones no es un dato del que esté muy pendiente en la montaña, al menos por ahora.

     Y eso es todo, por lo menos para la carrera. Luego también va la cena (pasta) para el viernes, los sacos y las esterillas para dormir, el pijama de minions oficial de carrera, la ropa para el sábado, ya que justo después de la carrera tenemos comida familiar (¡vamos a tener que correr de verdad para llegar a tiempo!), los bártulos para la ducha… En fin, toda una logística.

     ¡Mañana es el gran día! ¡Saludos y gracias por leerme!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s